Territorio

Don Benito

 

 

Don Benito es una ciudad española perteneciente a la provincia de Badajoz (comunidad autónoma de Extremadura) y centro económico, junto con Villanueva de la Serena, de la comarca de las Vegas Altas. La población del municipio ascendía a 37 011 habitantes en 2014. El núcleo de población se asienta entre el río Guadiana, cuatro kilómetros al norte, y el río Ortiga, afluente del anterior, cuatro kilómetros al sur. En torno al cauce del río Ortiga se extienden los parajes naturales de Doña Blanca, al norte, y la Serrezuela, al sur, ambos de propiedad pública. El límite sur de este último y causa de su nombre es la sierra de Ortiga, que debe a su vez su denominación al río afluente del Guadiana. Esta es una sierra alargada, de corta longitud (3,85 km) y moderada altitud (654 metros en su punto más alto). El resto del territorio comprendido en el término municipal es predominantemente llano.
El principal sector económico de la ciudad es el de los servicios. No obstante, la confluencia de los ríos Guadiana y Ortiga ha incentivado la explotación agrícola y ganadera, junto a la cual se ha desarrollado una importante industria alimentaria.1
La ciudad está unida a la autovía EX-A2, que une Don Benito con las Vegas Altas.

 

Medellín

 

Partiendo de Mérida por ejemplo y tomando el desvío de Santa Amalia en dirección a Don Benito (EX-206) entramos a Medellín a través del Puente de los Austrias, del siglo XVII.

Medellín fue fundada por el cónsul romano Quintus Caecilius Metellus Pius, en el año 79 antes de Cristo. El nombre actual de la localidad deriva precisamente del nombre romano, Metellinum, elegido en honor al fundador. Llegó a ser una importante colonia romana (Colonia Metellinensis) debido a que servía de punto de enlace entre la Vía de la Plata y las rutas entre Augusta Emérita hacia Toletum (Toledo) y hacia Corduba (Córdoba).

Nos dirigimos directamente hacia el Castillo, situado en lo alto de un cerro que domina toda la zona, y nos encontramos con los restos de Portaceli (Portacoeli / Porta Caeli), una de las puertas de entrada a la ciudad, parece que de origen romano en primera instancia y que serviría probablemente como base para la construcción en el siglo XIII y XIV de la puerta definitiva, que estaba protegida por dos grandes torres defensivas.

De todo esto no quedan apenas restos, puesto que toda la estructura fue dinamitada (mediados siglo XX) por el peligro que suponía para los habitantes el estado ruinoso de una de las torres. Una verdadera pena.

A pocos metros, siempre en dirección al Castillo, se sitúa la Iglesia de San Martín, del siglo XIII, construida al parecer sobre un antiguo templo romano.